militares toman poder bolivia

Xavier Bautista

La crisis inédita en Bolivia: militares toman el poder y la comunidad internacional reacciona

La crisis en Bolivia ha alcanzado un punto crítico con el reciente golpe de Estado. Los militares han tomado el control del Palacio Presidencial, desafiando al presidente Luis Arce. Esta situación ha generado una ola de reacciones a nivel global. La comunidad internacional no ha tardado en expresar su condena y apoyo a la democracia en Bolivia. Pedro Sánchez, por ejemplo, ha subrayado la importancia de respetar el estado de derecho.

Reacciones del gobierno de Luis Arce ante la sublevación militar

En un movimiento decisivo, el presidente Luis Arce respondió rápidamente a la sublevación militar en Bolivia. Desde el Palacio Presidencial, Arce hizo un llamado apasionado a la nación, instando a los militares a respetar la democracia y la Constitución del país. «Los militares deben respetar nuestra Constitución Política del Estado», subrayó, enfatizando la necesidad de preservar la cadena de comando y la estabilidad institucional.

La situación en Bolivia se tensó cuando se informó de movimientos irregulares entre las unidades militares. El presidente Arce, enfrentando este desafío crítico, no solo habló, sino que actuó al reorganizar la estructura de mando militar, asegurando que el control y la lealtad hacia su gobierno se mantengan firmes. Este acto de liderazgo busca aplacar los apetitos inconstitucionales y garantizar la soberanía de la nación.

El presidente Luis Arce insta a la movilización popular en defensa de la democracia.

Respuesta de la comunidad internacional y su impacto en Bolivia

La comunidad internacional no tardó en reaccionar ante los eventos en Bolivia. Figuras y organizaciones globales expresaron su apoyo y solidaridad hacia el gobierno de Arce. Pedro Sánchez, líder del gobierno español, fue uno de los primeros en condenar los actos, destacando la importancia de adherirse al estado de derecho. «España condena rotundamente los movimientos militares en Bolivia», afirmó Sánchez, mostrando un claro respaldo a la administración actual.

Lee también :   Biden impone una nueva era en la política migratoria con restrictivas medidas de deportación y asilo

Además, organizaciones como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) condenaron categóricamente el intento de golpe de Estado, reiterando su apoyo incondicional a Luis Arce y a los principios democráticos que rigen en Bolivia. Estas muestras de solidaridad internacional juegan un papel fundamental en fortalecer el gobierno de Arce y disuadir futuras intentonas de desestabilización.

Deja un comentario