azcón reafirma su compromiso con la derogación de la ley de memoria en aragón

Xavier Bautista

Azcón reafirma su compromiso con la derogación de la Ley de Memoria en Aragón

El Gobierno de Aragón se encuentra en una batalla legal tras la derogación de la Ley de Memoria Democrática. El presidente Jorge Azcón defiende la autonomía de las Cortes de Aragón frente a la suspensión cautelar emitida por el Tribunal Constitucional. La admisión del recurso interpuesto por Pedro Sánchez ha generado un intenso debate sobre los derechos de las víctimas del franquismo y las competencias estatales. La resolución final determinará el futuro de esta controvertida ley en la región.

Suspensión cautelar por el Tribunal Constitucional

La reciente decisión del Tribunal Constitucional de admitir a trámite el recurso presentado por Pedro Sánchez, ha resultado en una suspensión cautelar de la derogación de la Ley de Memoria Democrática en Aragón. Esta medida se fundamenta en el artículo 161.2 de la Constitución Española, que permite al Gobierno impugnar disposiciones autonómicas, causando una suspensión automática hasta que se resuelva el recurso.

El plazo para que el Tribunal Constitucional emita un veredicto sobre esta suspensión no excederá de cinco meses. Durante este periodo, el gobierno de Aragón no podrá aplicar los cambios propuestos a la Ley de Memoria Democrática, lo que mantiene temporalmente la ley original, aprobada en 2018, en vigor hasta nueva orden.

Argumentos del Gobierno de Aragón

Desde el Ejecutivo de Aragón, liderado por Jorge Azcón, se ha defendido la derogación de la Ley de Memoria Democrática basándose en la autonomía y el derecho constitucional que poseen las Cortes de Aragón para legislar sobre sus propias normas. Esta postura se apoya en informes favorables tanto del Consejo Consultivo de Aragón como de los letrados de las Cortes.

Lee también :   Irene Montero y el pañuelo palestino: un símbolo político en el debate de TVE

El gobierno aragonés ha expresado su respeto por la decisión del Tribunal Constitucional, aunque mantiene su convicción de que la derogación propuesta no infringe la constitución. Además, han anunciado que presentarán una petición de alzada contra la suspensión cautelar de forma inmediata, buscando revertir esta medida provisional y continuar con su agenda legislativa.

Reacciones y controversias

La suspensión de la derogación ha provocado diversas reacciones. Por un lado, defensores de los derechos de las víctimas del franquismo consideran que la derogación podría vulnerar las protecciones establecidas en favor de las víctimas. Además, el gobierno central ha argumentado que la ley aragonesa podría entrar en conflicto con competencias estatales.

Este conflicto ha sido intensificado por informes de relatores de la ONU, que acusan falta de consulta adecuada con las comunidades autónomas. Estos informes han sido un detonante clave en la decisión de Moncloa de impugnar la derogación, subrayando la discordia entre el gobierno central y el autonómico.

El futuro de la Ley de Memoria en Aragón

A pesar de la suspensión temporal, el gobierno de Aragón continúa trabajando en un plan que incluye un concepto más amplio de víctima, que no solo abarca a las del franquismo, sino también a las del terrorismo. Este enfoque busca cumplir con la Ley Estatal 20/2020, de Memoria Democrática, y garantizar una colaboración efectiva con la administración central.

El veredicto final del Tribunal Constitucional será decisivo para el futuro de la legislación sobre memoria democrática en Aragón. Hasta entonces, el gobierno autonómico y sus opositores probablemente mantendrán un diálogo tenso, buscando cada uno asegurar un resultado que refleje sus intereses y principios respecto a cómo se debe recordar y honrar el pasado de España.

Deja un comentario